Missión Marte en Tierra firme

Missión Marte en Tierra firme

Los seis voluntarios que fueron aislados en Hawái durante un año con el fin de reunir información útil para enviar astronautas a Marte, compeltaron, el domingo 28 de Agosto, su viaje. Se trata de la fase de test más larga realizada por los Estados Unidos.

La tripulación, formada por tres hombres y tres mujeres, fueron confinados en la costa norte de la isla de Mauna Loa, en una cúpula de once metros de diámetro y seis metros de altura.

Missión Marte en Tierra firme 2

El francés Cyprien Verseux, astrobiólogo, dijo que estaba “muy emocionado de encontrar sensaciones tales como caminar al aire libre, conocer a los extraños y comer productos frescos.” Lo más difícil para él fue la “monotonía”, explicó en una entrevista en Periscope, y aconseja a los posibles voluntarios de llevarse unos libros con ellos.

Los participantes de este experimento no sufrieron cambios estacionales en el interior de la cúpula. Solo podían salir en un par de ocasiones, para simular la salida a la superficie de Marte, vestidos con un traje espacial.

Missión Marte en Tierra firme 3

Sin embargo, el grupo de franceses se mostraron satisfechos con los resultados del experimento. “Una misión a Marte es realista en un futuro cercano, dijo.Los problemas técnicos y psicológicos pueden ser superados.” El equipo también incluye un físico alemán y cuatro estadounidenses: un piloto, un arquitecto, un médico / periodista y un científico especializado en suelos.

La cúpula se encuentra en una zona con poca vegetación y sin fauna. Encerraron al equipo el 28 de agosto de 2015. Los voluntarios tenían cada uno a su disposición una pequeña habitación, con espacio para una cama y un escritorio. Ellos comieron queso en polvo y latas de atún, y disponían de acceso limitado a Internet.

Missión Marte en Tierra firme 4

La agencia espacial de Estados Unidos quería aprender tantas cosas como la cohesión y la evolución psicológica de los miembros de estas misiones aisladas antes de intentar enviar astronautas al planeta rojo, que se espera hacer en la década de 2030.

Una experiencia que, de bien seguro, no todos podríamos superar, pero si necesitas pasar un año apartado del mundo esta podría ser una buena opción.