Cómo dormir en menos de 1 minuto con la técnica “4-7-8”

oimgzn-dormir

¿Te cuesta dormir por la noche? Cada día cuando te metes en la cama, ¿es todo un reto para ti conciliar el sueño? No descansar lo suficiente provoca un desgaste para el cuerpo y la mente. Al día siguiente tu rendimiento se ve afectado, así como la salud física y el bienestar emocional. Existen muchas técnicas que garantizan que es posible acabar con el insomnio. Sin embrago, no todas funcionan.

Hoy te presentamos el famoso método del 4-7-8 que promete hacerte dormir en menos de 1 minuto. ¿Lo quieres descubrir?

4-7-8 es una de las técnicas de relajación más potentes y eficaces, que parte de la práctica del yoga (Pranayama). Se pude ejercer en cualquier lugar y momento, cuando uno se sienta ansioso o estresado. El Doctor Andrew Weil, director de Medicina Integral y profesor de la Universidad de Arizona, fue el encargado de popularizarlo y lo convirtió en fenómeno viral. Consiste en relajar el cuerpo de manera rápida, aplicando una fórmula numérica, basada en la respiración diafragmática.

Su objetivo es captar mejor el oxígeno. Se consigue al llenar con aire la zona baja de los pulmones, relajar los músculos y calmar la mente.

 

oimgzn-dormir

 

¿Cómo se realiza el método 4-7-8?

Para ponerlo en práctica, hay que situarse en una postura cómoda (estirado en la cama o sentado en posición de meditación). Y luego seguir estos cinco pasos concretos:

  1. Presiona la punta de la lengua en la parte superior de los dientes delanteros. Mantenla aquí durante el ejercicio
  2. Coge aire por tu nariz durante 4 segundos
  3. Mantén el aire en los pulmones durante 7 segundos
  4. Expulsa el aire en 8 segundos
  5. Repite el proceso hasta que consigas dormirte

 

oimgzn-dormir

 

Esta técnica tan efectiva ayuda a relajar el sistema nervioso, a ralentizar el ritmo cardíaco y promover un estado de calma, equilibrando el cuerpo y mente. Lo puedes probar antes de ir a dormir para comprobar sus efectos. Pero también es posible aplicarlo cuando te veas envuelto en una situación angustiosa, como antes de hacer un examen o entrevista, afrontar miedos personales o antes de hablar en público.

Después de hacer varios ciclos del ejercicio, tu cuerpo y mente estarán más tranquilos y concentrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *