Dior evoca el lujoso espíritu de la aristocracia británica

Dior Cruise 2017
Dior Cruise 2017

La maison presenta su colección Crucero 2017 en el Palacio de Blenheim, un entorno exclusivo en el que la tradición británica y francesa se intuían en cada puntada

La duquesa de Malborough invita a Christian Dior a su casa para presentar la última colección otoño-invierno. Tras sonar God save the Queen y La Marsellesa aparece el primer look del desfile organizado en beneficio de la Cruz Roja británica.

Desde ese acontecimiento han pasado 62 años y lo único que no ha cambiado han sido dos cosas: el protagonista y el lugar. Christian Dior presentaba ayer su colección crucero 2017 en el Palacio de Blenheim, al noroeste de Londres. Para llegar hasta ahí, Dior ya tenía todo pensado. Desde Londres, los invitados A-list tuvieron la oportunidad de subirse a bordo del Dior Express, el tren que conectó Londres con el Palacio de Blenheim, a las afueras de Oxford. Aunque The Dior Express no se trataba de un cercanías cualquiera. El convoy de época estaba minuciosamente decorado para la ocasión con todo lujo de detalles, incluido los conductores del tren, vestidos íntegramente por la firma.

chiara ferragni dior

Lujosos detalles. La blogger Chiara Ferragni de camino al Palacio de Blenheim en el Dior Express | @instagram.com/chiaraferragni

Las grandes maisons apuestan cada vez más por ofrecer una experiencia en cada desfile, eligiendo lugares emblemáticos como es el caso de este palacio barroco del siglo XVIII que ha escogido Dior para presentar el desfile de su colección crucero. El lugar que escogen los equipos creativos para los desfiles es crucial para entender el concepto que quiere transmitir el diseñador con la colección. Como ya hizo Louis Vuitton la semana pasada en su desfile crucero en el Museo de Arte Contemporáneo de Niterói (Rio de Janeiro) reforzando la estética futurística de la colección, Dior hace lo mismo utilizando este enclave de la campiña inglesa.

louis vuitton cruise

Presentación de la colección Cruise 2017 de Louis Vuitton en el Museo de Arte Contemporáneo de Niterói | harpersbazaar.com

La maison francesa se inspira en el vestuario de la alta sociedad de la posguerra, con toques clásicos incluyendo guiños a la icónica chaqueta Bar en algunas de las piezas que se pudieron ver en el desfile. Dior se inspira en la moda británica para esta colección, sobre todo en la campiña inglesa haciendo alusión a la caza y a su universo pictórico que se podía apreciar en el estampado de algunas prendas.

La colección estuvo llena de contrastes; empleó códigos masculinos como las lanas inglesas y los tweeds escoceses que se fusionaban con las siluetas y los detalles de estilo parisino de la firma.

Así es como Dior rinde homenaje a los lazos que han unido a la moda británica con la francesa desde el siglo XVIII, y que mejor lugar para hacerlo que en Blenheim, símbolo de la aristocracia que abrió las puertas a la moda y a la cultura gala en el Reino Unido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *