RapidE: el futuro deportivo de Aston Martin eléctrico

Un vehículo que cambiará a la compañía
Un vehículo que cambiará a la compañía

¿Quién decía que los vehículos eléctricos no podían competir con los de combustión? El archi-conocido fabricante británico de automóviles, Aston Martin, se enfrenta a esta teoría y ha confirmado que el RapidE comenzará a fabricarse en 2019. Éste coche será la versión totalmente eléctrica del modelo Rapide de cuatro puertas. Estamos ante el futuro inminente del Aston Martin eléctrico.

Un coche exclusivo y de espectacular diseño

El primer Aston Martin eléctrico, el RapidE

Una edición limitada para un futuro sostenible

En la sede de la compañía llevan varios años enfocándose hacia un futuro más sostenible, asociándose con nombres tan importantes en este campo como son Williams Advanced Engineering o LeEco. De este modo y evolucionando el modelo Rapide S, Aston Martin ha presentado el prototipo del que será su primer eléctrico a baterías para que entre en producción en serie el año 2019.

Una revolución dentro de Aston Martin

Una revolución dentro de Aston Martin

Sin embargo, el RapidE se fabricará en una exclusiva edición limitada a 155 unidades, siendo así una rara pieza que atraerá a los coleccionistas más exigentes. La intención del fabricante del coche de James Bond es hacer un sondeo de la aceptación real del proyecto, puesto que su objetivo es esquivar el híbrido y pasar del V12 a un motor 100% eléctrico.

Un proyecto acorde con los valores de Aston Martin

El RapidE encabezará el desarrollo de la estrategia de vehículos libres de emisiones establecida por el CEO de la compañía, Andy Palmer, en el plan ‘Second Century’ de Aston Martin. Así pues, esta raza de coche se mantiene fiel a la ética del fabricante y mostrará la visión, el deseo y la capacidad de Aston Martin de afrontar con éxito el cambio radical. Este vehículo sustituirá el clásico bloque de gasolina V12 de la marca por varios motores eléctricos y un paquete de baterías de ión litio.

Los planes de trabajo de Aston y Williams parecen dibujar un esquema de propulsión que podría alcanzar los 1000 CV de potencia, combinando diferentes tipos de motores eléctricos entre los trenes delantero y trasero. Esta fórmula ya se ha empleado en los Tesla, el competidor directo de este proyecto. La nueva era de los coches cada vez coge más forma.

Un vehículo que cambiará a la compañía

Un vehículo que cambiará a la compañía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *