El turismo deportivo, un fenómeno en alza

Camp Nou

En el año 2014, los residentes en España realizaron dos millones y medio de viajes relacionados con el turismo deportivo, gastando 474,9 millones de euros. En el mismo año, unos diez millones y medio de turistas entraron en el país atraídos por el deporte y gastaron 11.483,8 millones de euros. Lo dice el Anuario de Estadísticas Deportivas publicado recientemente, y estos datos corroboran lo que instituciones como la UPF Barcelona School of Management sostienen: la relevancia del sector del deporte.

Sailing into the Sunset

Carlos Murillo, catedrático de la UPF Barcelona School of Management, aseguraba en una entrevista a La Vanguardia, que no es lo mismo el “deporte de vacaciones” que las “vacaciones deportivas”. El primero representa a aquellas personas que viajan y aprovechas para hacer actividades deportivas, y el segundo hace referencia a aquellas personas que basan su viaje en un evento deportivo. Esto explicaría porqué los Juegos Olímpicos del 92 siguen manteniendo la marca Barcelona vinculada al deporte.

Hoteles con espacios reservados para bicicletas y su mantenimiento, establecimientos muy cerca de las pistas de esquí en los que puedes entrar con las botas, alojamientos equipados con salas de musculación y camas adaptadas a las tallas de los deportistas profesionales son solo algunos de los ejemplos de cómo el sector del turismo deportivo tiene nombre propio. Pero no hablamos de un turista que acude a una gran final deportiva de manera esporádica, sino de un turista que tiene por objetivo conocer la personalidad deportiva del sitio que visita. En este sentido, Barcelona acogió el pasado 24 de junio en el Camp Nou por primera vez un partido de rugby que atrajo a más de 90.000 franceses. La celebración de la Eurocopa y la falta de estadios en Francia con suficiente capacidad para acoger un partido de esta magnitud, motivó esta iniciativa.

running-barcelona    ayudas-bicicletas-electricas-700x400

Barcelona es una de las ciudades europeas que cuenta con más aficionados al deporte (espectadores o deportistas). En el año 1984 fue la sede del Campeonato Mundial de ciclismo en pista; en el año 1992 fue sede de los juegos olímpicos; en el 2009 se convirtió en destino de llegada del Tour de Francia y en el año 2010 acogió la celebración del Campeonato Europeo de Atletismo. La ciudad organiza varias rutas turísticas que pasean a los visitantes por las míticas Piscinas Picornell, el Museo Olímpico y del Deporte Joan Antoni Samaranch, el Estadio Olímpico de Montjuic, el Palau de Sant Jordi, la Vila Olímpica o el Velódromo de Horta entre otros. Muchos de sus habitantes ya se desplazan en bicicleta y el running es una opción para muchas personas. Estas tendencias han propiciado la organización de múltiples eventos como carreras populares y profesionales. Una muestra de que Barcelona y su deporte están de moda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *