¿En qué invertir nuestro dinero?

Incremento con monedas

Esta es una pregunta muy frecuente. Entre los depósitos y las acciones hay muchas opciones sobre en qué invertir nuestro dinero, siendo una de ellas los fondos de inversión. Lo principal es seleccionar los productos financieros en función del tiempo que vayamos a necesitar el dinero. Cada vez más los asesores financieros se encuentran con clientes que hasta ahora tienen su dinero en depósitos y quieren obtener más rentabilidad en otros productos de una forma segura, por lo que la planificación financiera está teniendo más relevancia.

Aquí puedes ver un ejemplo de cómo diversificar para obtener más rentabilidad para nuestro dinero, dividiéndolo según cuando lo necesitemos.

Pasar progresivamente dinero de los depósitos a fondos de inversión

El proceso natural no es el paso de los depósitos a invertir en acciones directamente, sino en pasar de forma paulatina el ahorro hacia fondos de inversión. Para evitar, el riesgo que supone depender de los mercados, una estrategia que podemos hacer para rentabilizar de forma progresiva nuestros ahorros es ir pasando mensualmente una determinada cantidad a fondos de inversión, de forma independiente a lo que hagan los mercados.

Incremento con monedas

Según indica en la web del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), finanzas para todos, en la página de Consejos a tener en cuenta para invertir, realizando aportaciones mensuales se reducen los riesgos y es una táctica más segura que intentar adivinar cuándo van a subir o bajar los mercados para empezar a invertir.

Repunte en la venta de fondos garantizados en 2016/2017

Los fondos garantizados están siendo una de las bazas que ofrece la banca comercial para aumentar su rentabilidad, muy mermada por los bajos tipos de interés. La banca comercial está apostando por los fondos garantizados y así todos los grandes bancos están lanzando fondos garantizados, que a un plazo de 5 a 7 años ofrecen rentabilidades entre el 0,7 y el 1,25% anual.

Incremento

Los fondos garantizados son un producto de ahorro a largo plazo pero que da rentabilidad de corto plazo.  Además la CNMV, el organismo supervisor de los fondos de inversión lanzó en marzo de 2017 una advertencia sobre la mala información que están dando las oficinas bancarias sobre los fondos garantizados y los de rentabilidad objetivo, dado que muchos se están renovando automáticamente con plazos más largos y una posible rentabilidad mucha más baja.

Nuevas fórmulas de inversión del ahorro

Y así nace el crowdfunding inmobiliario. Empresas dedicadas históricamente a la compra-venta de inmuebles, seleccionan viviendas en las principales ciudades de España, las compran y, con posterioridad, te invitan a comprar una participación de ellas, cada uno en función de sus posibilidades. El mercado inmobiliario siempre ha ofrecido rentabilidades altas, pero el pequeño ahorrador no tiene opción a comprar un piso en una gran ciudad para posteriormente alquilarlo y obtener rentabilidades suficientes. Pues bien, hay empresas que las compran por ti, y te ofrecen una participación a cambio de una rentabilidad. Tus rentabilidades pueden llegar hasta el 15%.

Los planes de pensiones son importantes. Son un seguro a futuro de la exigua pensión que te va a tocar cobrar, o incluso de la falta de pensión, porque no vas a llegar a los años mínimos de cotización necesarios para poder percibirla. Inviertes en tu futuro.

Casa

La inversión a través de empresas financieras y banca en productos de renta fija y variable normalmente basadas en cestas bursátiles, con más o menos riesgo en función de las rentabilidades previstas. El equilibrio entre rentabilidad y riesgo, es la clave .

El Crowlending o lo que es lo mismo: aportamos dinero a un fondo para que éste lo preste a proyectos empresariales con rentabilidad. El Banco eres tú en la proporción que quieras de un proyecto. O, sin conocer el proyecto concreto, con una participación. Las rentabilidades son del 7%.

En definitiva, nuevas fórmulas de inversión que den sentido a la rentabilidad. Como siempre ha sido, a mayor riesgo, mayores beneficios. Y a ti te toca decidir si sigues manteniendo tus ahorros al 0.1% o si quieres optar a esos 15% de algunos productos financieros de riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *