El arte de invertir en arte

COMET Alex Garant. Oil on Canvas 160 x 200 cm

Desde los años 80, las inversiones en el mundo del arte han ido creciendo de forma considerable debido a la tendencia que tienen las obras de revalorizarse a lo largo del tiempo. El hecho de ser potencialmente rentable ha provocado que cada vez haya más personas interesadas en este mercado, miles de pequeños y medianos coleccionistas, algunos “por amor al arte” y otros cómo forma de inversión. Incluso importantes fondos de inversión y bancos “coleccionan” arte, para resguardar las inversiones de sus clientes (conocido como el activo refugio).

 

“Importantes fondos de inversión y bancos coleccionan arte,
para resguardar las inversiones de sus clientes”

 

YOU KNOW THE WAY THAT I HIDE Soey Milk. Oil on Canvas 122 x 122 cm

El mayor porcentaje de ventas en el mercado del arte se encuentra en las obras de la Posguerra y el Arte Contemporáneo, seguidas por el Arte Moderno y el Impresionismo o Post Impresionismo. Las ventas más elevadas hasta día de hoy han sido con obras de Cezanne ($254m), Pollock ($140m), Kooning ($137m), Klimt ($135m), van Gogh ($82.5m) o Bacon ($142m). Debido a su pequeño riesgo de inversión es dónde encontramos las comisiones más bajas. Son así una inversión segura y aunque posiblemente su valor no aumente mucho con el tiempo, su valor nunca disminuirá.

 

GENETIC LONGING 1984 Marlene Dumas. Oil on Canvas 130 x 110

En el arte contemporáneo nos encontramos altas comisiones debido a su elevado riesgo de inversión, artistas tales como Damien Hirst, Peter Doig, Yakoi Kusama, Jeff Koons o Marlene Dumas, cuyo valor a corto plazo se mantendrá o aumentará sutilmente, pero ciertamente incrementará considerablemente a largo plazo.

LANVIN (PARIS) 2010 Alex Gross.   Mixed Media on Panel 61 x 61 cm

Por último, apostar por artistas emergentes es la forma más arriesgada de invertir, pero a la vez, la más pasional y personal: si descubres al próximo Basquiat… ¡harás la mejor de tus inversiones!

Jean-Michel Basquiat

“Apostar por artistas emergentes es la forma más arriesgada de invertir
pero a la vez, la más pasional y personal”

 

 Para aquellos que deseen empezar su colección de arte, galerías cómo Spoke Art Gallery (San Francisco); The Jonathan LeVine Gallery (Nueva York); Lazarides Ltd. (London); Hashimoto Contemporary (San Francisco); Thinkspace Art Gallery (Culver City) o Joshua Liner Gallery (Nueva York) son altamente recomendadas, ya que ofrecen una gran selección de jóvenes artistas ya establecidos en el arte de vanguardia y todavía con obras a precios asequibles:-artistas como Alex Gross; Hikari Shimoda; Soey Milk; Cinta Vidal; Jenny Morgan; Joanne Nam; Naomi Okubo o Alex Garant. La decisión final no es sencilla y es que “invertir en arte es un arte en sí mismo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *