Ganar y llegar a lo más alto en los Juegos Olímpicos

FINAL DE RUTINA LIBRE INDIVIDUAL
RUS01 KAZÁN, (RUSIA) 29/07/2015.- La nadadora española Ona Carbonell durante su ejercicio en la final de rutina libre individual de los Mundiales de natación que se celebran en Kazan (Rusia) hoy 29 de julio de 2015 en la que ha conseguido la medalla de bronce. EFE/Patrick B. Kraemer

Ona Carbonell pasa más horas del dia en la ingravidez que bajo la influencia de la gravedad. Algunas la ven como una sirena sin escamas que ha conseguido cuarenta medallas de oro, veintiséis medallas de plata y veinticuatro medallas de bronce. Ona Carbonell siente verdadera pasión por el deporte y por el arte. Vive su presente con la natación sincronizada y prepara su futuro como diseñadora de moda. La búsqueda de la perfección, el trabajo, la constancia y la ambición de dar lo máximo de uno mismo la han catapultado a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde espera volver a hacer historia, cómo lo hizo en los Juegos del 2012. En tan solo 2 minutos y medio, la nadadora tendrá que demostrar porqué es la reina de la natación sincronizada.

¿Es un lujo ser una deportista de élite?

Es un lujo poder levantarte cada día y dedicarte a hacer lo que más te gusta, a perfeccionarlo, disfrutarlo y preparar retos. No es oro todo lo que brilla pero respondiendo a tu pregunta, si lo miro como te comento, es un lujo.

Muchas veces has dicho que el agua es uno de los sitios donde te sientes más cómoda. ¿Que es para ti sumergirte en una piscina?

Todo. Mi vida, mi pasión, mi trabajo… Es mi medio natural. Puede sonar raro pero tras casi 8 horas diarias durante más de la mitad de los días que tiene un año, y ya llevo unos cuantos, puedo decir que me siento más cómoda dentro que fuera. Esto en temporadas de competición o cuando me preparo para un reto. Al acabar los Juegos de Río seguro que no me acerco a una piscina en unas semanas (ríe).

¿Nos podrías hacer una valoración de tu carrera profesional? 

Creo que es positiva. Todavía me queda mucho por ganar y aprender y más allá de eso, es importante el legado que se deja en cuanto a valores. Es algo en lo que siempre he estado muy comprometida de cara a generaciones futuras. En cuanto a mi rendimiento personal he trabajado desde los 14 años que entré en el CAR con los mejores entrenadores, médicos, preparadores físicos para mejorar año a año y creo que se ha conseguido. Estos dos últimos años gracias a una amiga y preparadora física como Lorena Torres he podido centrarme más en ganar masa muscular, ganar en fibra y tener más fuerza para agilizar mis movimientos en el agua aparte de entrenar con pesos dentro del agua y ropa, para que luego podamos ser más ágiles. Creo que esa búsqueda constante de la excelencia es el motor para seguir luchando cada día. A nivel deportivo, las 7 medallas del Mundial de Barcelona o las dos olímpicas son un orgullo y una recompensa  y espero que no acaben aquí.

Ona-184

Ante una competición de alto voltaje como los Juegos Olímpicos, ¿cuales son tus objetivos o motivaciones?

Ganar e ir a por lo más alto. No voy a los Juegos a participar. Yo voy a ganar. A partir de aquí, sabemos que el nuestro es un deporte subjetivo. No marcamos goles, nos puntúan jueces que tienen unos gustos y no podemos controlar ese voto.

¿Qué valores te aporta la natación sincronizada?

El sacrificio, trabajo en equipo, la humildad, el no rendirte nunca. Son básicos para la vida y gracias a este deporte he podido formarme no solo dentro del agua y es algo que valoro muchísimo.

¿Qué objetivos te marcas a medio, largo plazo?

No voy más allá. Tengo todos mis sentidos centrados en los Juegos Olímpicos de Río. Hablar del futuro no sirve ya que pueden pasar mil cosas, aunque me gustaría seguir después de unas buenas vacaciones (ríe).

¿Como te estas preparando para Río?

Pues aunque suene repetitivo, con todos mis sentidos y poniendo todo lo que tengo por detrás de ese sueño. Tengo la suerte de tener una pareja y una familia que me conoce bien, que saben lo importante que es esto para mi, lo que significa y que saben y entienden que este año hasta mediados de Agosto cuando acaben los Juegos para mí, mi vida es Rio y trabajar de la manera más dura para conseguir esa medalla. Este año he tenido que aparcar un poco mis estudios de diseño de moda ya que no podía con todo. La moda, el arte y el diseño son mi otra pasión y espero que también mi futuro, pero actualmente mi cabeza solo repite tres letras: RíO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *